Roscón de Reyes de calabaza

Recuerdo que mi madre intentó un par de Navidades hacer un roscón de Reyes y no le salió y desde entonces todos dimos por sentado que era una receta muy difícil.

En realidad la clave está en tener paciencia y dejar que la masa fermente el tiempo suficiente, así que con tiempo y tranquilidad, el año pasado hice un par de roscones, uno normal y otro de cacao y brandy, que salieron buenísimos.

Este año he probado a hacer un nuevo roscón, uno muy diferente a los tradicionales, cuya receta encontré en el blog Kanela y Limón.

Lo que hace diferente a este roscón es que la masa lleva calabaza asada, que además de darle un sabor espectacular, también le proporciona un precioso color anaranjado.

Si quieres ver la receta publicada en Kanela y Limón, puedes hacerlo pulsando en este enlace:




INGREDIENTES


  • 450 gr. de harina de fuerza
  • 150 gr. de calabaza asada
  • 65 gr. de azúcar
  • 60 ml. de leche tibia
  • 35 gr. de mantequilla derretida
  • 10 gr. de levadura de panadero
  • 2 huevos
  • La ralladura de un limón picada
  • Para decorar
    -Fruta escarchada troceada

ELABORACIÓN


-Diluir la levadura de panadero en la leche tibia.

-Batir ligeramente los huevos con el azúcar, la mantequilla y la piel de limón.

-Agregar la leche y mezclar bien.

-Añadir la calabaza asada y la harina de fuerza y amasar hasta conseguir una masa homogénea, suave y elástica.

-Tapar con un trapo y dejar reposar 90 minutos.

-Estirar la masa levemente para darle la forma de aro.

-Tapar con un trapo y dejar fermentar 1 hora.

-Pintar el roscón con un poco de aceite de oliva y adornar con la fruta escarchada.

-Hornear durante 20 minutos a 180 ºC.

Comentarios